Mi nieto

Es el pedacito de cielo que dios me regaló