Fue al funeral de su amigo vestido de mujer


¿Hasta donde es capaz de llegar el amor por un amigo?

La historia que te contaremos a continuación es sin lugar a duda la prueba fehaciente de que para amar a alguien con todo el corazón no se necesitan lazos de sangre…




La familia de Elliot se encontraba reunida en el cementerio para darle el último adiós, sollozos se escuchaban por todos lados, su madre lloraba desconsoladamente, todos recordaban al joven feliz y alegre que siempre fue y en medio de tanta tristeza y recuerdos que llovían, apareció Berry, el mejor amigo de Elliot, la sorpresa fue que lucía un extravagante vestido amarillo y unas medias rosas que nadie podía dejar de ver y preguntarse a que se debía dicho atuendo.

Era un día triste, todos se encontraban reunidos en el panteón llorando la muerte de Elliot, cuando  de pronto llegó Berry vistiendo un extravagante vestido amarillo y unas llamativas medias rosas. 

Nadie podía dar crédito a semejante insolencia ¿cómo era posible que Berry  apareciera en el funeral de su mejor amigo vestido de esa manera? sin embargo, al conocer la razón todos explotaron en llanto.

Elliot y Berry eran los mejores amigos, desde que se conocieron en la preparatoria nadie había podido separarlos, su conexión era tanta que incluso decidieron enlistarse juntos en el ejército, sin embargo, años más tarde, mientras se encontraban luchando en Afganistán, Elliot perdió la vida.


Cuando Berry llegó al funeral la gente no dejaba de criticarlo y burlarse de él, pero cuando la madre de Elliot se acercó para preguntarle la razón de su vestimenta, no podían dejar de llorar y los padres de Elliot dejar de agradecerle.





Antes de partir a la guerra, ambos se juraron que regresarían con vida y como parte de  su juego, hicieron la promesa que el “castigo” si alguno de ellos moría sería asistir al funeral del otro en  un llamativo vestido amarillo con calcetas rosadas. Entre risas, ambos lo prometieron sin imaginar el final de esa trágica historia.


Lamentablemente, justo dos días antes de regresar a casa, Elliot falleció víctima de un ataque talibán… Berry estaba devastado pero en medio de todo su dolor sabía que tenía una promesa que cumplir

Seguramente Elliot desde el cielo lanzó una gran sonrisa, pues Berry su “hermano” no solo lo acompañó hasta sus últimos momentos, sino que estuvo ahí cumpliendo su promesa…


No hay comentarios:

Publicar un comentario