Después del verano, libérate de toxinas y grasas superfluas


Aunque en la temporada otoñal y la invernal solemos tener más apetito y tendemos a comer más, el verano conlleva sobrecargar también el cuerpo con algunos excesos. Con el calor, los refrescos (con gran porcentaje de azúcares), la cerveza (muy calórica), los aperitivos y los helados (elaborados con grasas saturadas), nos tientan poderosamente y es difícil resistirse. Está bien no autoculparse en exceso por ello y vivir el verano plenamente. Pero ahora que volvemos a la rutina, es un buen momento para recuperar la salud.



La Cura del Sirope de Savia de palma y arce: un método muy sencillo, que puede seguir todo el mundo

Originalmente los ayunos se seguían solo con agua. Estos son realmente severos y requieren, sobre todo al inicio, una notable fuerza de voluntad. Desde hace un tiempo se pueden seguir ayunos con zumos o caldos vegetales en clínicas especializadas –algunas no demasiado asequibles–, que requieren desplazamientos y mucho tiempo de dedicación. Por eso, cuando los fundadores de Madal Bal comenzaron la divulgación de La Cura del Sirope de Savia con zumo de limón nos interesamos.

Una de las ventajas de La Cura de Savia es que permite ponerla en práctica sin que ello suponga un esfuerzo excepcional, tanto en fuerza de voluntad como para el propio organismo. Hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo invierte en el proceso digestivo alrededor del 30 % del total de energía consumida.

El ingrediente principal de La Cura es el Sirope de Savia, una mezcla de los mejores siropes de palma y arce, que además de ser muy rico en oligoelementos y otros nutrientes, está compuesto mayoritariamente de carbohidratos de lenta absorción (IG35).

Los carbohidratos de lenta absorción son beneficiosos porque refuerzan y alimentan las células del cerebro y los músculos. 

Debido a ello durante el ayuno no suelen producirse efectos secundarios tales como fatiga, irritabilidad, nerviosismo, falta de concentración y rendimiento, si se lleva a cabo la Cura correctamente.

Y, por otra parte, la Cura ayuda también a liberarse de la dependencia de medicamentos y estimulantes, como el café, el alcohol, el tabaco, etcétera, y previene el envejecimiento prematuro, gracias a la regeneración de las células.

Existen varias modalidades de realizar la Cura, más o menos largas, más o menos profundas, pero todas tienen en común la purificación de nuestro organismo y un claro aumento del bienestar:

La cura completa y los ayunos intermitentes

Opción 1. La Cura completa, la original, a base de ayuno


Esta es la manera original más profunda y efectiva de desintoxicarnos. Dura de 7 a 10 días, en los cuales sólo debe ingerirse el preparado de Sirope de Savia de palma y arce, ningún otro alimento. Cada día se tomarán de 8 a 12 vasos grandes de este preparado, repartidos a lo largo del día. Se complementa con una infusión laxante suave antes de la primera toma del día y otra antes de acostarse. 

Durante la Cura se podrá tomar abundante agua e infusiones, como una tisana de Rooibos o el Té rojo Pu-erh, que activa el metabolismo del hígado ayudando en su acción depurativa, o infusiones depurativas o de menta para refrescar la boca. Después de la Cura se debe hacer una transición alimentaria correcta de dos a tres días, con fruta, zumos, caldos vegetales, etc., y se recomienda continuar con unas bases de nutrición sanas.

Para una Cura completa se necesitan aproximadamente 2 litros de Sirope de Savia.

Duración recomendada: de 7 a 10 días.

Opción 2. El semi-ayuno

Mientras dormimos ayunamos, es decir, no ingerimos alimentos y dejamos que el organismo se regenere y purifique gracias a la energía no consumida durante la digestión y asimilación de alimentos. Con el desayuno interrumpimos este proceso de recuperación y auto limpieza del ayuno nocturno.

El propósito del semi-ayuno es prolongar este periodo de ayuno nocturno, sustituyendo el desayuno y/o cena por 2 o 3 vasos del preparado, ofreciendo así al organismo más tiempo para su descanso y recuperación.

Para que el semi-ayuno sea más eficaz, conviene suprimir determinados alimentos, ya que su contenido en toxinas retrasaría la acción depurativa. Son, por ejemplo, la sal, embutidos, carnes rojas, fritos, pan blanco, harinas refinadas, café, alcohol, bebidas carbónicas, lácteos, etc.

Este semi-ayuno se recomienda como preparación para aquellas personas que quieran llevar a cabo la Cura completa y para quienes no se sientan preparados para hacerla, pero quieren reducir peso y mejorar su salud.
Duración recomendada: entre 10 y 30 días.

Opción 3 - 50:50
Este ayuno intermitente consiste en 3 días de semi-ayuno, seguido de 3 días de la Cura completa, seguido de otros 3 días de semi-ayuno. Esta es la forma más fácil de iniciar la desintoxicación si usted nunca la ha hecho antes. Esta versión también se adapta muy bien a los compromisos sociales de algunas personas.
Duración recomendada: 9 días.




Opción 4 - Una vez por semana


La mayoría de nosotros nunca damos un descanso a nuestros órganos digestivos y de eliminación. Día tras día se coloca una carga continua en nuestro sistema. Estar sin alimentos sólidos durante un día le da a nuestro organismo la oportunidad de descansar y depurarse por un día. No es demasiado difícil, ayuda a reducir el sobrepeso y a mantener el peso después de una Cura completa.

Para esta versión se elige un día de la semana y solo se beben de 8 a 12 vasos del preparado, agua e infusiones según su gusto.
Duración recomendada: un día por semana.

Cómo elaborar el preparado
Para un vaso grande del preparado se necesitan:

- 2 cucharadas soperas de zumo de limón fresco (aproximadamente ½ limón)

-2 cucharadas soperas de Sirope de Savia de palma y arce

-Una pizca de pimentón picante en polvo (cayena) (opcional)

Mezclar en un vaso de agua mineral (aprox ¼ de litro) tibia o fría, como prefieras.

Para más comodidad, se puede preparar en una botella de agua de litro y medio, añadiendo 12 cucharadas soperas de Sirope de Savia y el zumo de tres limones, preferentemente recién exprimidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario