Hijo aún puedo


Llévame al baile, hijo, que aún no estoy tan vieja;
quiero lucirme contigo bailando del brazo sujeta...




Llévame al teatro, hijo, que aún no estoy tan ciega;
escucharé los preludios contigo a mi lado bien cerca...

Llévame a la calle, hijo, que aún tengo buenas piernas;
a caminar sin rumbo fijo contigo no me sentiré vieja...

Invítame a tu casa, hijo, el Domingo en la mañana;
a compartir tu buena mesa y sentirme acompañada...

Háblame con cariño, hijo, no me retes ni te alteres;
los viejos somos como niños nos gusta que nos mimen, 
nos sonrian sin desaire...

Festeja mis ocurrencias, no critiques mis locuras;
trataré de ser valiente aunque surjan amarguras...

No me alejes de tu lado, no me hables con engaño;
tengo aún mi mente clara, los recuerdos son de antaño...

Ven a verme a casa, hijo, yo no te pediré nada;
solamente tu presencia y contemplar tu cara...

No me dejes triste y sola, no me metas a la cama;
los doctores se equivocan, el dolor esta en el alma....

Hijo prefiero que compartas conmigo unos minutos ahora
que estoy viva y no una noche entera cuando muera.



Para toda esa gente que no valora a sus padres... Háganlo ahora...mañana quizá sea demasiado tarde, nosotros no somos nadie para juzgarlos, ellos dieron todo por nosotros, hay que amarlos, respetarlos, cuidarlos..

Es triste cuando una madre puedo cuidar a 10 hijos.. pero es más triste que los 10 hijos no puedan cuidar a una madre.

Ama a tus padres trátalos con cariño, nunca conocerás todo su valor hasta que todo lo que te quede de ellos sea una silla vacía. 

Los padres no son eternos, llámalos, visítalos, abrázalos, ríe con ellos, escúchalos… recuerda que mañana puede ser tarde

Recuerda siempre: tus hijos seguirán tu ejemplo así que no hagas a tus padres lo que no te gustaría que tus hijos te hagan a ti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...