Tengo 70 años y no tengo ni solo dolor en las articulaciones; te daré a conocer mi solución


Hoy en día los dolores de articulaciones entre las personas se han vuelto muy común, esta dolencia se debe a muchos factores, y la misma puede volverse algo molestoso y agudo. 



Hoy queremos hablarte del único remedio que fue capaz de quitar le dolor de mi cuerpo y articulaciones.

Muchas veces tenemos un dolor tan fuerte en nuestras articulaciones que ni siquiera podemos levantarnos de la cama o un sillón. 

Es un dolor dan agudo que pensamos que nos están clavando un clavo con un martillo. Estos Dolores nos dificultan nuestro Día a Día, ya que no podemos hacer nuestras actividades correspondientes de manera saludable y eficiente

Los dolores en las articulaciones son provocados por el desgaste que sufre el cartílago con el pasar del tiempo. El cartílago es el lubricante ubicado en las coyunturas de nuestros huesos. Si este se desgasta nuestros huesos empiezan a tener fricción entre ellos lo que provoca ese dolor tan intenso que no podemos aguantar.

Hoy te presentaremos el remedio que logro quitarme esos dolores y mantener mis huesos y cartílagos sanos, evitando esos dolores tan molestos que no me dejaban parar de mi cama.

Los ingredientes son sumamente económicos, y posiblemente ya lo tengamos en casa. Además, nos aportará un sin número de vitaminas y minerales que mejorarán nuestra salud de muchas formas.



Este fue el único remedio que pudo quitar el dolor de mis articulaciones y huesos

QUÉ NECESITAREMOS:


-Una Berenjena.
-1 litro Agua.

Preparación y uso:
Preparar este remedio para combatir el dolor en las articulaciones es muy fácil. De hecho, el mismo se puede utilizar de dos formas:

-Ingerido (Uso Interno)
-Untado (Uso Externo)

Cómo utilizarlo de ambas formas.

Debes poner el agua en una olla hasta que hierba.

Luego, añadirás la berenjena cortada en rodajas y la dejarás cocinar por unos minutos más.

Dejarás que la sustancia se enfríe a temperatura ambiente. Después, guardarás 750 ml de la sustancia en un lado y el resto en otro envase.

Uso interno:
Los 750 ml que has guardado, los utilizarás de manera interna. Para ello dividirás esta cantidad en 3 partes iguales y la tomarás a lo largo del día.

Lo ideal sería una parte en ayunas, otra antes de almorzar y la última antes de dormir.



Uso externo:
Los 250 ml restantes lo mezclarás con 50 ml de aceite de oliva. Ambos ingredientes los mezclarás muy bien hasta obtener una sustancia homogénea.

Luego, aplicarás esta sustancia en las articulaciones que te duelen. El momento ideal para hacerlo es justo antes de dormir. 

Es importante que luego de su aplicación, mantengas la zona bien caliente, puedes utilizar una toalla o un paño limpio para envolver el área donde lo aplicaste.