Obligar a una niña a parir, es TORTURA.

A Lucía (nombre ficticio de la niña de 11 años embarazada como producto de una violación), le practicaron una cesárea en la madrugada de hoy.

La niña solicitó desde su ingreso al sistema de salud que se le interrumpiera el embarazo. 

loading...
El sistema de salud obstaculizó desde el primer momento la práctica legal, retrasando esta posibilidad y sometiéndola a la niña a vivir una tortura, negándole todos sus derechos.

Ningún médicx del sistema público de salud estaba dispuesto a realizar la práctica legal de interrupción del embarazo y la tuvieron privada de su libertad en el hospital. 

A raíz de esta situación y después de procederes tramposos e ilegales por parte del sistema público de salud, derivaron a la niña a dos médicxs del sector privado quienes asumieron el compromiso de resguardar los derechos de la niña y practicarle la ile.

Estxs profesionales, que enaltecen el saber médico, recibieron una niña en un estado distinto al que le habían dicho en el sistema de salud y tuvieron que practicar una micro cesárea porque la niña tenía bajo peso, un cuerpo infantil, y presentaba preeclampsia, por lo que lo único posible era esa intervención, porque de lo contrario la niña podría haber muerto.

Repudiamos el accionar del estado del sistema de salud provincial y los hacemos responsables de todas las violencias y torturas que sufrieron Lucía y su familia

Si estos médicxs no hubiesen intervenido la niña podría haber muerto debido a sus condiciones en las que se encontraba.

CLADEM y ANDHES agradecen el compromiso y la ética de la dra Ousset y el dr Gijena que son los únicos que salvaron alguna vida.

EMBARAZO INFANTIL FORZADO ES TORTURA. NIÑAS NO MADRES

loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario