Señales que te indican que no es tu cuerpo el cansada sino tu alma.

4 señales de que no es tu cuerpo el cansado sino tu alma
El alma es gran parte de nuestros cuerpos y si bien no podemos tocarla ni explicarla científicamente, existe y siente. Es una gran parte de nosotros y puede estar herida o cansada.

El alma es parte de tu ser y es una parte fundamental. Es el recipiente que contiene todas tus emociones. Y si estás triste o te sientes mal, tu alma necesita recuperarse y sanar.

loading...

¿Alma cansada? Cómo reconocerla y cómo curarla

En esta vida que te tocó tienes solo un alma y te acompañará por siempre. Así como tu cuerpo. Y puede que tu cuerpo esté sano pero que ella no. Debes estar atento porque es una parte fundamental de tu salud y debes cuidarla como cuidas a tus huesos, tu piel, etc.

Es importante identificar aquellas cosas que demuestran que tu alma está cansada o herida y hacer algo al respecto. Cuanto antes lo reconozcas, antes podrás solucionarlo. Manos a la obra:

1- Siempre estás cansado
A veces el cansancio puede que no sea solo físico del día de trabajo, del ejercicio hecho, del trajín diario… Pero aún así tienes ganas de dormir, de recostarte todo el tiempo, de dormir la siesta y de no salir de tu cama.

Esto no es tan solo cansancio físico. Esta baja energía y pocas ganas de salir a la vida puede estar vinculado a tu alma cansada. Para ellos debes motivarte en esos momentos, tratar de luchar contra esa sensación de sueño que te da y ponerte en actividad: 
salir a correr, ir a ver un amigo o un familiar, hacer algo artístico.

2- Sientes dolor físico frecuente
El dolor físico cuando es muy seguido y es en todo el cuerpo puede ser una señal de que tu alma está cansada.

De todas formas lo mejor es hacerse un estudio médico y chequear que todo anda bien. En paralelo alimentarte mejor, descansar bien y mantenerte activo y haciendo cosas que te hacen feliz para poder superarlo.

3- Estás desequilibrado
Mantener el equilibrio es tarea difícil. Y cuando tu alma está cansada es una de las primeras cosas a las que ataca. Que tu cuerpo y tu mente se sientan a gusto, que te sientas conforme y seguro con tus acciones y tus deseos es muy importante y a veces difícil de lograr.

Debes confiar en ti, automotivarse y sacarte esa sensación de desorientación, de estar perdido, porque todo esto te confunde más y hace que sea más difícil avanzar.

4- Estás hipersensible
Cuando tu alma está cansada puede manifestarse en tu sensibilidad. Tal vez estás más propenso a entrar en crisis o tus emociones se intensifican un poco más.

Te puedes sentir triste, emocional y desbordado. Tal vez lloras mucho y gritas sin razón. Puedes tener mucho amor dentro pero de la nada sentirte vacío y roto. 

Es algo muy factible. Pero no te preocupes, no todo está mal. 
Debes salir de donde estás y buscar algo que te haga feliz y te motive. ¡Intentalo, es posible. Solo así podrás curar tu alma!

El trabajo de recomponer un alma herida o cansada es trabajo serio pero es muy posible y una vez que lo hagas te sentirás lleno otra vez. Te sentirás feliz y animado. ¡Ponlo a prueba en este momento!

loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario